El Ramadán es el noveno mes del Calendario musulmán (lunar), en el cual los musulmanes realizan un ayuno diario (comida, bebida, tabaco y relaciones sexuales) durante 28 días consecutivos, desde la salida hasta la puesta del sol, siendo obligatorio para todo musulmán adulto (excepto enfermos, viajeros, niños y mujeres embarazadas).

En el año 2011 el Ramadán comienza el 1 de Agosto y finaliza el 30 de Septiembre. Es, sin duda, un buen momento para aquellos viajeros que desean visitar Marruecos y vivir la intensa transformación que se experimenta en los hábitos y costumbres de la población durante las horas de ayuno y tras el sonar de las sirenas anunciando su fin.

En cada ciudad de Marruecos se vive con mayor o menor grado de cumplimiento la prohibición impuesta durante el Ramadán. En Asilah, por ser una ciudad turística, los no musulmanes pueden realizar su vida con normalidad, si exceptuamos que, en ocasiones, se restringe la venta de alcohol en las terrazas de aquellos restaurantes autorizados o que algunos restaurantes aprovechan, en los meses de poco turismo, la ocasión para tomarse las vacaciones anuales.

Durante este mes la vida cotidiana sufre una profunda, visible y curiosa transformación. Se reduce o ralentiza la actividad comercial e industrial durante las horas de ayuno, se incrementa la venta de productos alimenticios (los hipermercados, mercados y zocos son un herbidero de mujeres haciendo la compra) y hay un antes y un después del aviso de ruptura del ayuno. Antes (19 horas aprox.): nervios y prisas. Después (entre las 19 h. y las 21 h. aprox.): las calles se quedan desiertas y tras la primera y copiosa comida (después de las 21 h.) nuevamente se llenan de familias que salen a pasear y disfrutar de las primeras horas sin sol alargando la jornada hasta altas horas de la noche (si el tiempo acompaña).

A pesar de que a los marroquís les apasiona la playa, durante el mes del Ramadán (aunque caiga en el mes de Agosto) se abstienen de ir dado que se deben preservar durante las horas de luz de cualquier visión que perturbe o contamine su ayuno carnal (sexual). Este hecho hace que las playas, otrohora repletas en los días mas calurosos, se vean únicamnete salpicadas por la preasencia de turistas no musulmanes.

Con la llegada del mes de Ramadán se conmemora uno de los acontecimientos más importantes y especiales, tanto real como simbólicamente para un musulmán: La Noche del Decreto. Esta es la noche en la que Mohamed recibió la primera revelación del Sagrado Corán, y así comenzó su misión como profeta de Alá. Y es, junto con la fiesta del Cordero, el acto religioso más arraigado, habiéndose convertido, con el paso de los tiempos, en una tradición masivamente secundada por la población.

 

¿Cuándo empieza?.- El ayuno empieza con la aparición de la luna a finales del sha'ban (octavo mes en el calendario lunar islámico). Dice el Profeta (PB): "Ayunad a su visión (ver la luna) y romped a su visión y si se os es oculta (la luna por causa atmosférica) concluid el mes de ramadán contando treinta días. Igualmente al comienzo del mes de Ramadán se contarán treinta días de sha'ban si no es visible el nacimiento de la luna".

Los pilares del ayuno.- Los pilares del ayuno en el Islam, así en ramadán como en otros meses, son los siguientes: 1) la abstinencia de todo aquello que rompa el ayuno (bebida, comida o relaciones carnales) desde el alba hasta la puesta del sol. 2) tener presente la intención. Se debe tenerla presente en la mente y en el corazón, sin necesidad de decir nada con la lengua (de pronunciar algo concreto), tiene que ser antes del fayr (inicio del tiempo de la primera oración del día) y puede ser dicha diariamente, o por todo el mes desde su inicio.

¿Quién debe ayunar?.- El ayuno es deber del musulmán adulto, sano de juicio, saludable, residente bien sea hombre o mujer. En lo que respecta a la mujer, debe estar fuera de la menstruación y del puerperio. Por lo tanto, no debe ayunar el enfermo mental, ni el menor, ni la mujer durante la menstruación o puerperio, así como la embarazada, la mujer que está amamantando que teme por su pequeño, ni los ancianos débiles.

El ayuno del menor de edad.- Los menores de edad, en la pubertad, no está obligado a ayunar, pero los musulmanes aconsejan a los padres que los animen a hacerlo para que se acostumbren y lo puedan practicar sin mucha dificultad cuando sean mayores. Lógicamente, tienen que estar sanos y poder hacerlo sin repercusiones adversas.

¿A quién se le permite desayunar en ramadán y pagar la compensación?:

  • El anciano débil cuya salud puede empeorar.
  • El enfermo crónico y que no tiene la posibilidad de recuperar los días desayunados.
  • Los que ejercen trabajos muy duros y que no tienen la posibilidad de encontrar otro trabajo más liviano, como puede ser el herrero, por ejemplo.
  • Todos los casos mencionados anteriormente están obligados a dar de comer en compensación a un pobre por cada día que no hayan ayunado y no tienen por qué recuperarlo.

¿A quiénes se les permite desayunar en Ramadán y tienen que recuperar los días desayunados?:

  • Los enfermos cuyo estado de salud puede empeorar con el ayuno y se espera su recuperación de la enfermedad y su curación.
  • En casos de tener hambre o sed severos que pueden repercutir muy gravemente en el estado de la salud.
  • Al que está de viaje se le permite desayunar cuando viaja la misma distancia por la que se le permite acortar las oraciones y rezarlas juntas. Es decir, la del Duhur con la del 'Asr 2 y 2 Rak'atas en vez de 4 y 4; las del Magrib con las de 'Isha 3 y 2 en vez de 3 y 4 Rak'ats.

Casos en que se prohíbe ayunar y se deben recuperar los días desayunados:

  • Las mujeres que están con la menstruación o durante el puerperio, ya que esta tajantemente prohibido su ayuno, así como su oración, teniendo que recuperar el ayuno, pero no la oración (la derviche, si la recupera).

Deberes que se preservan durante el ayuno:

  1. As-suhur: consiste en tomar algún alimento por la madrugada, siempre antes del Fayr, por muy poco que sea la cantidad de comida o bebida, aunque fuera un poco de agua, tiempo que se extiende desde la medianoche hasta la entrada del momento de la oración, antes de las primeras luces del alba, con la intención del ayuno presente en la mente, pues el suhur es bendición y prosperidad como dice el Mensajero de al-lah (s.a.w.).
  2. Romper el ayuno inmediatamente después de la puesta del sol y al comienzo del tiempo de la oración de magrib: pues dice el Profeta (s.a.w.): «Los hombres permanecen en el bien mientras no retrasen la ruptura del ayuno después de la puesta del sol».
  3. El orar y suplicar en el momento de romper el ayuno: por ejemplo, decía el Profeta (s.a.w.): «Se fue la sed, se hidrataron las venas, y se logró la recompensa con el permiso de Dios».
  4. El abstenerse de todo lo que contradice el ayuno en lo moral: ya que el ayuno es una gran escuela de disciplina y doctrina, tanto espirituales como morales, pues no se limita a la abstinencia de comer o beber solamente, sino de todo lo que sea mala palabra, mal acto o mal pensamiento. El ayunante debería ser indulgente en caso de ser insultado o agredido por alguien, debiendo evitar todas las obscenidades.
  5. El uso del siuák durante el ayuno: es un trozo de rama de un árbol especial que se encuentra en la península arábiga y que es de muchos beneficios, tanto para los dientes como para las encías y la boca, y se usa como un cepillo de dientes.
  6. Ser generoso: el musulmán siempre tiene que ser generoso, pero lo es más en el mes de Ramadán.
  7. Incrementar la lectura del Sagrado Corán: durante el mes de ramadán, en que fue revelado el Corán, se debe recitar éste con mayor frecuencia que en los otros meses. Además, dijo el Profeta: «El ayuno y el Sagrado Corán intercederán a favor del siervo el Día de la Resurrección».
  8. Incrementar las prácticas: sobre todo en los últimos diez días del mes de ramadán, tal como lo hacía el Profeta.

Cosas y hechos que están permitidos durante el periodo de abstinencia:

  1. Bañarse, ducharse, nadar y sumergirse en el agua con la condición de que no se trague nada por la boca o por la nariz.
  2. Poner el Kuhl o colirio en los ojos, sea en gotas, cremas, etc. El Kuhl es una clase de mascara natural (polvo natural negro) que se utiliza para los bordes de los párpados, bien como medio de tratamiento de los ojos de algunas enfermedades, o bien como medio de belleza.
  3. El beso: el besar uno a otra, así como el hombre a su esposa y viceversa, pero sin acceder al orgasmo o salida del liquido seminal.
  4. Las inyecciones, sean intramusculares, subcutáneas o intra cutáneas, a condición de que no sean nutritivas.
  5. La venopunción (sangría) que se utiliza en algunas enfermedades como medio de tratamiento.
  6. Enjuagarse la boca con agua o aspirar el agua por la nariz durante las abluciones y volver a echarlo hacia fuera, con la finalidad de limpiar la boca y las fosas nasales.
  7. Tragar las cosas inevitables como son la saliva, o el polvo (en algunos trabajos).
  8. El uso de supositorios, ya sean anales o vaginales.
  9. El uso de colonias, perfumes y maquillajes.
  10. Comer, beber y tener relaciones sexuales desde que se rompa el ayuno (puesta de sol) hasta la abstinencia (salida del alba).
  11. Está permitido retrasar el Gusl (la ablución mayor) hasta después de la salida del sol a las mujeres que tuvieron menstruación o puerperio y quedaron libres la noche anterior.

Cosas y hechos que invalidan el ayuno y ameritan recuperarlo:

  1. Comer o beber intencionadamente. En cambio, el comer o beber olvidando el ayuno no invalida éste, pero una vez que se dé cuenta de ello, tiene que abstenerse y completar el día ayunando.
  2. El vomitar intencionadamente. En caso de ser involuntario no debe recuperarlo.
  3. La menstruación o el puerperio, aunque empiecen en las últimas horas del día (antes de ponerse el sol) se debe recuperar.
  4. La masturbación intencionada, bien sea por la mano o por cualquier otro medio, abrazando a su mujer, besándola, acariciándola.
  5. El tener la intención de desayunar, aunque no haya tomado nada de comida o bebida que rompe el ayuno.
  6. El comer, beber, o tener relaciones sexuales, creyendo que se había puesto el sol, o hubiera salido el alba, pero posteriormente se da cuenta de lo contrario. En caso de tener relaciones sexuales durante la abstinencia, queda anulado el ayuno de dicho día y hay que hacer lo que se conoce en el Islam como kaffárah.

El kaffárah consiste en ayunar dos meses seguidos (si le fuera posible), o dar de comer a 60 pobres si no puede ayunar. En caso de que un matrimonio tenga relaciones sexuales voluntariamente, los dos tienen que hacer kaffárah. En cambio en caso de ser forzada la mujer por su esposo, no tiene por qué hacer kaffárah. Si comete el mismo acto otro día, tendrá que hacer otra kafrárah y en caso de hacerlo dos veces en el mismo día hará solo una kaffárah, ya que se considera cada día independientemente de los otros.

La recuperación de los días desayunados en ramadán:

La recuperación de los días desayunados o anulados durante el mes de ramadán no tiene por qué ser inmediatamente después de dicho mes, sino que dispone de un largo período de tiempo que se extiende desde que finaliza el actual mes de ramadán hasta que empieza el siguiente.

Hay que recuperar un día por cada día que haya desayunado durante el mes de ramadán, pero no tienen porque ser todos los días seguidos (en caso de ser más de un día): se podrán hacer seguidos o salteados.

En caso de llegar el mes de ramadán del año siguiente sin haber recuperado los días adeudados, la persona ayunará ese mes y recuperará lo que adeudare más tarde. En caso de fallecer y deber días del mes de ramadán, estos podrán ser recuperados bien por su ualy (familiar encargado) o bien por uno de los que lo heredan. El ayuno se diferencia de la oración en este sentido, ya que la oración no podrá ser recuperada por otros.

La noche del decreto (Lailat-ul Qadr):

La llegada del mes de Ramadán trae consigo uno de los acontecimientos más importantes y especiales, tanto real como simbólicamente, para un musulmán: Lailat-ul Qadr, la noche del decreto. Ésta es la noche en la cual Mahoma recibió la primera revelación del Sagrado Corán, y así comenzó su misión como Profeta y Mensajero de Alá. Por sí solo, este hecho es causa de gran regocijo para los musulmanes.

El ayuno se puede clasificar en dos tipos:

  • El ayuno obligatorio (Fard) El ayuno voluntario (Nafl)
    • El ayuno del mes de "Ramadán"
    • El ayuno del "Kaffárah" (dos meses seguidos)
    • El ayuno del “Nadr” o de las promesas que hace uno a si mismo ante Dios

Eventos:

  • Durante todo el mes los musulmanes observan el ayuno (sawm) con las celebraciones y rituales asociados.
  • El 10 de ramadán murió Jadiya, esposa del profeta Mahoma y primera musulmana.
  • El 15 de ramadán nació Husayn ibn Ali, hijo de Ali ibn Abi Talib el primer musulmán.
  • El 17 de ramadán tuvo lugar la batalla de Badr entre los primeros musulmanes y sus enemigos de La Meca.
  • El 21 de ramadán murió Ali ibn Abi Talib el primer musulmán y cuarto califa.
  • El 27 de ramadán, según la tradición, comenzó la revelación del Corán a Muhammad. En recuerdo de ello se celebra en el Islam la Noche del Destino.
  • Según la tradición islámica, otras revelaciones tuvieron lugar en el mes de ramadán: el día 2, la Torá fue revelada a Moisés; el 12, las enseñanzas bíblicas a Jesús (Isa), y el día 15 los Salmos a David.
Reservas online
Fecha de entrada
Calendario
Noches
Adultos
Niños
 
Anular reserva

 

 

Certificado de excelencia Hotel Al Alba 2013

Certificado de excelencia Restaurante Al Alba 2013

 

Redes Sociales

 

Google Maps

Consulta el tiempo en Asilah